SORTEO TOCTOYS : Juguetes ecológicos de calidad

SORTEO TOCTOYS : Juguetes ecológicos de calidad

Hace unos días se pusieron en contacto conmigo los chicos de TOCTOYS, la primera empresa distribuidora de juguetes ecológicos en España. Me ofrecieron la posibilidad de probar uno de sus juguetes y después de ver su catálogo acepté encantada.


Si os paráis a echar un ojo a los catálogos, seguramente os pasará como a mí  y querréis tener una casa enorme para poder montar una cocinita de madera, con su nevera llena de reproducciones casi perfectas de alimentos, su lavadora y hasta un microondas!!!. ¿Y qué me decís de las casitas de muñecas? ¿Y de los andadores y correpasillos para los primeros pasos del bebé? Me parecen todos una monada.

El miércoles llegó por fin el juguete a casa, se trataba del osito apilable. Al desempaquetarlo pude comprobar de primera mano la calidad de los materiales y la robustez de la madera. Es sin duda un juguete artesano, hecho sin escatimar en medios, con productos de primera calidad y sin ningún tipo de tóxicos. Esto último me da bastante tranquilidad porque a la peque le gusta «catar» todos sus juguetes…

A Eva le encantó nada más verlo (no quiero ni pensar qué haría si viese el catálogo…). Lo cogió y lo abrió con su alegría y energía características. Rápidamente lo desmontó entero y empezó a encajar cada pieza de color con sus respectivas formas geométricas. Cogía la cabeza y decía «osho, osho» jejeje. Ya sabéis que le encantan los osos, su  favorito, es el panda. Lo abrazaba como si fuera un peluche jejeje, aunque me da a mí que éste es un pelín más duro y no tan suave como su panda.

Con un poco de ayuda comenzamos a reconstruir el oso, seguro que dentro de poco lo hace ella solita. Me parece un juguete muy apropiado para su edad, para mejorar su coordinación y motricidad fina. Creo que le va a sacar mucho partido y que va a pasar buenos momentos jugando con él.

En definitiva creo que tendré más juguetes de esta marca. Sobre todo los de imitación, ¡me encantan! ¿Vosotras los habéis probado? Contadme qué os han parecido :). Si os ha gustado el osito apilable que os hemos enseñado y vivís dentro de la península, estáis de enhorabuena.

SORTEAMOS un OSITO APILABLE!!!

Como lo leéis. TOCTOYS nos ha regalado otro para sortearlo entre todos vosotros. Lo único que tenéis que hacer es haceros fan de su página en facebook, y dejarnos un comentario aquí diciendo qué juguete os ha gustado más de su catálogo. De entre todos los mensajes recibidos, Mr. Random elegirá al afortunado o afortunada que se llevará este magnífico regalo a casa. Tenéis hasta el viernes 26 de octubre a las 14:00h para participar. Esa misma tarde publicaremos un listado de los participantes en nuestra página de facebook. El resultado lo anunciaremos antes de acabar el día, aquí, en facebook y en twitter. ¡Mucha suerte a todos!

Un abrazo,

Nos gusta: ZARA

Nos gusta: ZARA

Me encanta la moda, de hecho en algún blog he confesado que mi vocación siempre fue el diseño, pero que mis padres me sugirieron una senda más práctica con un futuro más claro (y se lo agradezco). Antes de nacer Evita, me gastaba mis cuartos en trapitos para mí, ahora tengo totalmente descuidado mi armario, pero a ella la llevo hecha un pimpollo. Hay cosas chulísimas para niños, aunque algunas son muy caras y es mejor esperar a las rebajas o visitar los outlets online, también hay tiendas para todos los bolsillos con ropa más que bonita.

Es el caso de ZARA. Me encanta cómo cuidan los detalles y la calidad de los materiales y acabados. Esta temporada destaco el look punky-pop. Las camisetas y calzado con tachuelas, los animal prints, las calaveras y los flecos. Si nos gusta el rollo más clásico, también podremos encontrar unos conjuntos con un aire a Chanel, que son monísimos.

Con mi hija me pasa como conmigo, tengo debilidad por los abrigos y por los zapatos. Para este invierno nos hemos hecho con tres abrigos: el negro de la izquierda, es más ligero y puede usarlo ya, el rosa del centro está forrado de pelito y es ideal para llevarlo al cole, y el de leoparda es perfecto para ocasiones especiales y fines de semana.

Los zapatos de ZARA me gustan todos, pero las botas me vuelven loca. Las marrones fueron mi primera adquisición, me enamoré de ellas según las vi. Las de flecos las descubrí más tarde paseando con la madre novata. Nos parecieron tan graciosas que nos llevamos un para para cada niña, aunque a N le quedaban grandes y al final las tuvo que cambiar. Las bailarinas con tachuelas las compré también con Esther, va a ser que deberíamos dejar de visitar los ZARA juntas jejeje. Estos zapatos combinados con el abrigo de leoparda me parecen un look rompedor, ya lo veréis.

Aquí os dejo algunas de las combinaciones que lucirá mi peque los próximos meses:

LOOK 1: Popero


LOOK 2: Ochentero


LOOK 3: Country

¿Qué look os ha gustado más?

Un abrazo,

Cajas sorpresa para mamás y premamás: Nonabox

Cajas sorpresa para mamás y premamás: Nonabox

Como os comenté hace un par de días, escribir este blog me ha dado la oportunidad de descubrir y probar algunos productos. Las cajas sorpresa para mamás y premamás son la última moda. Me parece un regalo muy original para hacerle a una amiga que se ha quedado embarazada, una compañera a punto de dar a luz o para una misma. ¿A quién no le gusta recibir sorpresas? Descubrí por primera vez las cajitas Nonabox en el 15J. Tuvieron el detallazo de regalarnos una caja a cada una de las asistentes al evento del año. Me sorprendió muy gratamente la presentación y su contenido. Más tarde, se pusieron en contacto conmigo para darme la oportunidad de conocerlas en más profundidad y compartir la experiencia con todos vosotros. Acepté encantadísima, sobre todo después de ver las cosas molonas que contenía la caja Nonabox de junio. Cuando ví los juguetes de baño de Tallytate y el gadget para ir al baño de pie me encantaron.

No tardó mucho tiempo en llegarme mi primera cajita y digo primera porque al principio pensé que me iban a mandar una sola caja de prueba pero cuál ha sido mi sorpresa cuando me ha llegado otra más esta mañana. La verdad es que mola recibir paquetes, es una mezcla de emoción e intriga de ver qué contendrá. Como siempre en estos casos creo que lo mejor es que veáis por vosotros mismos cómo pueden ser las cajas que os van a llegar a casa si os suscribís o si tenéis la suerte de que os las regalen:

CAJA DE AGOSTO

El contenido de la caja en detalle es el siguiente:

  • Gel Champú extrasuave de Nahore: tiene un tamaño estupendo para viaje, me lo guardo para nuestra próxima escapada.
  • Gel caléndula de laboratorios DHU: muy adecuado para el mes de la caja, es una cremita para después del sol.
  • CD de Baby Einstein: para tranquilizar a la fierecilla nada mejor que un poco de música.
  • Libro infantil de Baby 
    Einstein:
    otro más que llevo siempre en el carrito de paseo.
  • Mascarillas Nivea: esto para mí, en cuanto tenga un rato de relax me doy un lujo.
  • Marco de fotos Baby Einstein: muy apropiado para tenerlo en la mesilla, al no ser de cristal no corre peligro en manos de la peque.
  • Pañales Bio Baby de Moltex: han ido directos a mi bolsa cambiador. Un tamaño y presentación estupenda para llevarlos siempre a mano.
  • Cochecitos Viking Toys, de Andreu Toys: estos también van ya siempre en el carro. A Eva le encanta rodarlos por las mesas cuando salimos a tomar algo. 
  • Toallitas Näps: mi amiga Esther nunca sale sin ellas.
  • Babero de la Cigüeña del bebé: me gusta el algodón que tiene, muy agradable al tacto.
  • Insect Dhu: también un producto muy apropiado para la época del año en que me llegó la caja, lástima no haberlo tenido cuando estaba en la playa. Un mosquito se cebó con la peque y la dejó marcadita de arriba a abajo.
  • Revista Ser Padres: ya estuve suscrita un año cuando nació Eva y la verdad es que echaba de menos echarle una ojeada.

En cuanto Evita vio la caja y los juguetes se puso de lo más contenta. Sus favoritos los cochecitos y el libro. Parece que sabía perfectamente lo que era para ella.

Se puede elegir entre suscripción mensual que se renueva de forma automática cada mes, o un plan prepago por 3, 6 ó 12 meses. Además regalarla es muy sencillo y se puede añadir un mensaje personalizado. Los precios son muy competitivos. La suscripción sólo cuesta 25€ al mes y el envío siempre será gratuito. Además existen todas estas opciones de regalo:

Las cajitas Nonabox están orientadas a futuras mamás y para las que tienen niños de hasta 2 años. En Nonabox sólo eligen artículos de marcas de confianza que destacan por su calidad. En la selección de los porductos siempre cuentan con el asesoramiento de expertos y otras mamás. Además tienen muy en cuenta todas nuestras opiniones.

Próximamente os enseñaré lo que traía la cajita que me ha llegado hoy.

Un abrazo,

La habitación de Eva

La habitación de Eva

Hace mucho tiempo que tenía ganas de enseñaros cómo está decorada la  habitación de Eva. La inspiración me llegó después de recorrer la blogesfera cogiendo ideas de decoración. Partimos de un sencillo despacho con su cama de 90, un escritorio y un mueble del IKEA para guardar todos los papeles que almacenábamos. Después de bastante tiempo (la habitación no estuvo terminada hasta que Eva pasaba de los 4 meses), con un poco de trabajo, ganas y sobre todo mucha inspiración logramos crear el espacio que siempre había querido para Evita, lleno de detalles y muy acogedor.

Hemos empleado muebles tipo IKEA con alguna personalización y elementos de decoración muy sencillos.

Zona del cambiador

Para vestir y asear a la peque hemos transformado una sencilla cómoda Malm del IKEA en cambiador. Hemos puesto un cambiador de espuma, el nuestro es de la marca Interbaby que es bastante grueso y por eso nos gustaba, pero casi cualquiera vale. Encima le hemos puesto unas fundas de Prenatal con las que pillamos la parte superior del cambiador y así no se mueve.

Para darle un toque de alegría y con la finalidad secundaria de distraer a la peque mientras le cambiamos las cacas y que pare quieta un segundo le pusimos la Cenefa Belle & Boo de Bebabe.

El banquito también es del IKEA, lo personalizamos con un cojín. El relleno lo encargamos a una colchonería para que nos lo hicieran con espuma a medida. Para la funda compramos la tela en la tienda Cuarto Color y La Retoucherie hizo el resto…

Otra de las cosas que había visto en muchas propuestas de decoración infantil y que me había encantado eran las estanterías con colgadores. Las que véis en la foto eran de Vertbaudet. Me encanta colgar sus vestiditos de cuando era un bebé chiquitín. El vestido de flamenca es uno de mis favoritos.

La estantería sobre el cambiador la utilizamos sólamente para las toallitas húmedas y los kleenex porque en cuanto Eva aprenió a ponerse depié cualquier cosa que hubiese ahí terminaba bien en su boca o como proyectil volador dirigido a mi cabeza o a la de Juanpa. Sobre todo los pañales, como los tenemos apilados como una torre, le encanta tirarlos como hace con cualquier otra construcción que tiene a mano. Por este motivo, a pesar de ser un poco menos práctico, los mudamos a la estantería encima del banquito, lejos de su alcance, junto con las cremitas, colonias, etc.

Zona de descanso

La zona de descanso se compone de tres elementos: el sinfonier, la cuna y el sillón de lactancia reconvertido en sillón de acompañamiento nocturno… La cajonera la encargamos a medida en una carpintería que hay cerca de casa y para que fuese más infantil le pusimos unos tiradores de bola rosas monísimos. Como nos gustaron mucho y quedaban muy aparentes, compramos de más para personalizar el mueble de IKEA de la zona de juegos. Encima del sinfonier colocamos todo tipo de cosas, el humidificador, la cámara, la música para dormir, algún juguete, etc.

La cuna es el modelo Bedside de Mothercare. Es de las pocas cunas que pueden ajustar tanto la altura del somier y mover la barandilla. Esta cuna está pensada para poder situarse junto a la cama de los papás para facilitar el colecho. Nosotros la hemos puesto alguna vez, pero nuestro cuarto es muy pequeño y despazarla muy costoso, así que cuando la niña duerme con nosotros lo hace en nuestra cama…

El sillón es uno de los mejores regalos que recibí al nacer Eva. Nos lo regalaron mis suegros y es comodísimo. Cuando la peque se resiste a dormir a veces su ligero balanceo nos ayuda a relajarnos.

Para la ropa de cama tengo varios conjuntos, pero mi favorito es el de las fotos, que compramos también en Vertbaudet. Cada año van cambiando las colecciones, pero siempre tienen cosas preciosas. Esta en particular encajaba al 100% con la decoración del cuarto y a Eva le encantan todos sus dibujos.

Rincón de juegos y de lectura

En el rincón de juegos encontramos la bancada de muñecos, el mueble del IKEA de la serie EFFECTIVE que ahora se llama GALANT y la zona de pufs junto al armario, que utilizamos Eva y yo para jugar juntas y leer cuentos.

Es increible cómo se puede transformar un mueble con un par de cosillas que le hagamos. Lo primero, como os dije antes, cambiar los tiradores. Con este simple hecho ya parecía un mueble infantil. Luego decidimos forrar la zona central con un papel de lunares rosas para darle que le da un aire más alegre. Decidimos dedicar ese hueco a la zona de lectura y vamos acumulando todos los libros que nos han regalado o que vamos comprando. Muchas veces Eva me pide que la aupe para coger ella misma el que más le apetece leer en cada momento.

Las gavetas grandes del mueble, como podéis ver, están llenas de juguetes. A Eva le encanta abrirlos y revolverlos en busca de sus tesoros más preciados.

Los cojines o pufs los compramos en Decoiluzion, una tienda online que me encanta. Tiene cosas muy originales tanto de juguetes como de decoración. Os recomiendo que la visitéis si estáis pensando en rediseñar el cuarto de los más peques o en comprar algún juguete original.

Hemos destinado un rincón especial de la habitación para que la peque dé rienda suelta a su vena artística. Le encanta coger las tizas y llenar la pared de garabatos. Se puede pasar tiempo y tiempo pintando y borrando, eso sí, le encanta que yo me siente a su lado y dibujemos juntas.

Detalles

y
Una de las cosas que más me ha gustado cuidar a la hora decorar la habitación de la peque son los pequeños detalles. Por ejemplo, hasta que volví de la baja maternal, todas las mañanas Eva desayunaba viendo Barrio Sésamo. No sé a quién le gustaba más, si a ella o a mí, por los recuerdos que me traía de cuando era pequeña. Un día en el Toys R us vimos que vendían un pack chulísimo con los personajes principales y nos enamoró a todos. Eva lo agarró con fuerza y no lo soltó hasta que llegamos a casa. Desde ese día presiden la bancada de honor de los muñecos.

Otro día paseando por mi barrio descubrí una tienda pequeñita que tenía cosas de bebés. Estaban de liquidación y tenían muy buenos precios. Me quedé colgada de los cuadros infantiles de la marca pasito a pasito y tuve que llevarme uno para el cuarto de Eva. ¿No os parece una monada?

Si sois como yo aficionadas a ojear todos los blogs de decoración infantil y revistas sobre el tema que caen en vuestras manos, os habréis dado cuenta de que es raro encontrar una habitación infantil sin papel pintado en las paredes. Durante un tiempo, barajamos la posibilidad de empapelar toda la habitación con la serie Little Friends de Camengo, sin embargo, esto nos salía por un pico.  Finalmente optamos por empapelar sólo una de las paredes y a media altura, nosotros mismos lo hicimos una noche cuando la peque estaba durmiendo como un angelito. La idea era convertir la mitad inferior en una pizarra y que la parte de arriba de papel aportase con sus diseños alegría al espacio. Tanto la pintura de pizarra como el papel y la cenefa los compramos también en la tienda Cuarto Color.

Otro detalle que ne gustaría destacar es lo malas e incómodas que son todas las ruedas de las cunas. Es un problema del que no te percatas a no ser que tu hijo o hija sea de los que le gusta el contoneo a la hora de dormir. Afortunadamente para nuestros brazos y espaldas esto es algo que Eva ya ha superado, pero en su momento, con las ruedas originales era una auténtica tortura. La solución para nosotros fue comprar unas ruedas de repuesto en Leroy Merlín, oye, mano de santo

Otra de las cosas que me gustaban mucho de las propuestas de decoración que iba encontrando en la red, son los nombres de los peques en las puertas de las habitaciones o simplemente como elementos decorativos. Las letras gigantes las compramos en Vertbaudet y las pintamos con los colores que pensamos que encajarían mejor en el cuarto y las de la puerta me las regaló mi madre. Las encontró en un mercadillo navideño de artesanos en Plaza de España.

¿Qué me decís del «cesto» de la ropa sucia de Eva? jeje, cuando lo ví por primera vez en Vertbaudet me gustó tanto que me compré dos, uno morado para la peque y uno verde para la ropa de plancha. No descarto que me compre alguno más en el futuro…

Seguridad

He querido reservar un apartado especial para las medidas de seguridad que he adoptado para el cuarto de Eva. En un futuro no muy lejano os hablaré del resto de estancias de la casa.

El cierre del armario especial para puertas correderas es una de las mejores compras que he hecho en este apartado. La peque no hacía más que abrir y cerrar las puertas, cuando no se pillaba los dedos me sacaba todo de las cajoneras o me las revolvía por completo. El protector de dedos de la puerta también es muy cómodo, se pone y se quita con mucha facilidad y ha evitado más de un incidente. En cuanto a los protege cajones, la mayoría me han ido bien pero a veces se suelta la zona de pegamento y ya nunca vuelve a ser lo mismo aunque lo intentes volver a pegar.

Espero que os guste la habitación de Evita, es sin duda mi habitación preferida de la casa.

Un abrazo,

Nuestra primera escapada: Lo malo

Nuestra primera escapada: Lo malo

Parece que se ha creado cierta expectación con respecto a las incidencias o inconvenientes que sufrimos en nuestra primera escapada familiar, jejeje. Lo cierto es que es difícil que todo salga bien y aunque en mi cabeza había dibujado una imagen de perfección alrededor de este viaje la realidad no fue tan bonita. Yo creo que el principal problema fueron precisamente mis expectativas. Dado todo el tiempo que llevábamos sin salir busqué un sitio con mucho encanto y la verdad es que este lo era, pero barato no es que fuese, con lo cual esperas todavía más calidad en todo.  Los incidentes que tuvimos fueron de varios tipos algunos por el sitio, otros por la naturaleza otros simplemente por las circunstancias.

Incidente 1:

Nuestro primer incidente es de origen natural, os advierto que se nos pusieron los pelos como escarpias… Cuando llegamos al hotel aparcamos en el parking fuera del complejo, descargamos nuestros bultos y montamos a la peque en su carrito. Nos dirigíamos un poco cargados a la recepción cuando de repente una abeja o avispa (soy de ciudad) se coló en el carro y volando volando llego a meterse por la camiseta de Eva y posarse en su espaldita. Juanpa fue el que lo vió todo, comenzó a decirme, sácala, sácala y yo que no sabía que pasaba lo miraba y estaba tan blanco como el techo de nuestra casa. ¿Pero qué pasa? le dije, una abeja! en la espalda! suéltala! en ese momento me armé de valor (odio los bichos, insisto, soy de ciudad) quité la barra lo más calmada que pude, solté las correas de sus piernecitas y la cogí en brazos con cuidado. Sorprendentemente Evita estaba supercalmada, no quiero ni pensar qué habría pasado si llega a echarse para atrás o moverse como ella acostumbra… En fin, una vez en brazos le subimos cuidadosamente la camiseta y me concentré como nunca para darle un golpe a la abeja que movía sus diminutas patitas sobre la espalda de mi bebé. Conté hasta 3 lentamente y le arreé un zurriagazo que salió volando medio aplastada. Nuestro corazón iba a mil! no sabíamos si Evita podría tener alergia o el dolor que le podría haber causado, desde luego esa picadura habría marcado probablemente el final de la escapada. Pero no ocurrió, menos mal…

 Incidente 2: 

Un poco en estado de shock, pero realmente aliviados de que no hubiese ocurrido nada nos dirigimos a registrarnos, teníamos mucha hambre porque eran casi las 15h y solemos llevar un horario europeo de comidas, vamos que a las 14 solemos estar ya requetecomidos. El encargado nos acompañó a la habitación a dejar las cosas y por el camino nos fue enseñando el hotel. De camino nos pregunto qué queríamos hacer para comer y nosotros le dijimos que teníamos muchas ganas de probar el restaurante gastronómico Tierra, que cuenta con 2 Soles de la Guía Repsol y que está dirigido por el Chef Jose Carlos Fuentes, Cocinero del Año 2010. Habíamos leído muy buenas críticas de él y nos hacía mucha ilusión darnos el lujo. Sin embargo, esa idea no pareció hacerle mucha ilusión al encargado del hotel, lo primero que me sorprendió fue que preguntase si íbamos a ser sólo nosotros dos, pero ¿dónde pensaba este hombre que íbamos a dejar a la niña?  Le dijimos que por supuesto que no, que íbamos los 3 juntos. Entonces empezó a divagar, dijo unas cuantas cosas sin sentido hasta que al final acabo argumentando que claro la niña tendría que pedirse también un menú porque todos los comensales del restaurante tienen que pedir algo. En ese momento Juanpa y yo nos miramos y flipamos. ¿Desde cuando los niños en carritos tienen que pedir comida en un restaurante?

Estaba claro que no querían que una niña de 20 meses enturbiara el ambiente selecto de su restaurante carca lo que no entiendo es por qué tantos rodeos, dilo y ya está. Además, me sienta especialmente mal que antes de reservar envié un mail al hotel preguntando si había alguna pega por ir con un niño tan pequeño y me contestaron que ninguna. En fin, con cierto grado de indignación en mi cuerpo llegó la propuesta del caballero invitándonos a tomar la carta del restaurante Tierra en un salón ‘más informal’. Inicialmente accedimos. Cuando llegamos en el salón curiosamente sólo había otra familia con niños…. Estuve viendo la carta de los dos sitios y en ese momento me apeteció algo más ligero y dejar lo gastronómico para Juanpa que es mejor comedor que yo. Siguiente inconveniente: no se pueden pedir cosas de dos cartas distintas. Pero vamos a ver si estábamos separados por menos de 10 metros!!!! eso es falta de disposición y ganas y lo demás son tonterías. Con un cabreo considerable ya a estas alturas y doliéndome en mi bolsillo cada centavo invertido decidimos pasar del restaurante gastrocarca y pedirnos algo más de andar por casa. Lo cierto es que estaba muy rico, como dije en mi post de cosas buenas. Tardaron una eternidad en darnos de comer, tanto que no pedimos ni postre porque se nos echaba la merienda encima y preferíamos dársela en el cuarto.

 Incidente 3: 

La habitación, como primera impresión nos pareció perfecta, pero pronto empezarían a surgir las pegas. La primera de ellas tenía 8 patas y nos causa terror a mi chico y a mí. Si señores, por tercera vez, somos de ciudad. La araña tenía un tamaño gigante y era de esas que parece que si las aplastas van a sangrar y hacer crunch. Estaba en el techo y daba mucho miedo. Durante unos minutos Juanpa y yo estuvimos paralizados mirándola fijamente. No queríamos perderla de vista, eso hubiese sido terrible. El techo era muy alto con lo que acabar con ella no era tarea fácil. Por supuesto, no teníamos a nuestro alcance ningún tipo de palo de escoba ni nada con lo que golpearla. Tuvimos que hacer uso de nuestra mente creativa e idear una solución para matarla rápido y limpiamente, bueno, lo de la limpieza nos daba un poco más igual. Llamar a recepción nunca fue una opción, ninguno de los dos la propuso porque creo que nos sentíamos igualmente avergonzados por nuestro miedo irracional. Una vez más Evita nos sorprendió con su tranquilidad ante los acontecimientos que estaba presenciando. Finalmente nuestra solución fue plegar el carrito de juguete de eva, colocar una toallita del baño sobre las ruedas (teníamos de sobra), subirse Juanpa en una silla mientras yo controlaba el perímetro y matarla. Hicieron falta varias estocadas para acabar con ella, que lo sepáis. Después de eso comprobamos su defunción en la toalla y dejamos el cadáver envuelto en el baño…

Incidente 4:

 
Pasado este incidente decidimos revisar todo el cuarto en busca de congéneres y matamos alguna más pero de las que dan menos miedo. Usamos otra toalla porque la del cadáver gordo nunca más la volvimos a tocar. Tanta observación hizo que nos diéramos cuenta de algunos desperfectos del cuarto. El que más me llamó la atención fue las manchas del cabecero. No quiero ni imaginar qué hay que hacer para manchar un cabecero…  Parece que a Evita también le moló y no me hacía ninguna gracia que anduviese tocando por ahí así que de nuevo tiré del exceso de toallas y cubrí el cabecero para evitar que las tocase más.

Incidente 5:

Este siguiente incidente no tiene nada que ver con las fuerzas de la naturaleza, estábamos los 3 en el la terraza de la piscina tomando un refresco y turnándonos para vigilar a Eva cuando de repente en cuestión de segundos la vimos en el borde de la piscina, juraría incluso que con un pie levantado para meterlo dentro. De nuevo nos quedamos blancos, congelados, sin saber si gritar o acercarnos sigilosamente no fuera que del susto se cayera. No sé ni como no acabamos los 3 dentro del agua pero al final conseguimos evitar el remojón.

Incidente 6:

Otro incidente derivado de la naturaleza y aumentado un poco por la localización de nuestra habitación era la enorme población de moscas. Si os parece que la puerta de la foto tiene vegetación alrededor para acceder a la nuestra casi hacía falta un machete. Encima había cientos de especies voladoras, de tal forma que cuando abrías la puerta se te colaban dentro. Perdimos la cuenta del número de moscas que pudimos matar, con lo molestas que son…. La verdad es que una buena poda de la zona de la puerta y un poco de mata moscas no les hubiera costado tanto.

Incidente 7:

Otro inconveniente grande de la habitación y que nos dimos cuenta ya por la tarde durante la merienda, fue el olor. Había un extraño hedor a alcantarilla por una de las esquinas de la habitación, no se extendía a toda yo creo que por lo amplio que era el espacio. Yo desde luego quería cambiarme, pero Juanpa insistió en que no, se ofreció a dormir en ese lado y así tiramos para alante. Cada vez que pienso en lo que nos costó… En fin, al día siguiente el olor empeoró por eso decidimos adelantar nuestra partida, no sin antes dejar constancia del problema.

Incidente 8:

El último incidente del día fue la cena de Eva. La pedimos antes de las 20h para que nos llegara como a las 20:15h y no nos llegó hasta más tarde de las 21. Evita estaba que se caía de sueño, a duras penas podíamos mantenerla despierta. No contentos con la tardanza se dejaron la bandeja y cuando ya casi estaba dormida, llamaron por teléfono para recogerla! quién en su sano juicio en un hotel te llama a tu habitación a las 22h y pico si sabe que hay un bebé!!!! pero ahí no acabó todo, cuando ya estaban todos dormidos menos yo, van y llaman a la puerta! por supuesto no abrimos y no tengo ni idea de qué querían. Se llega a despertar Eva y me levanto a darles un capón.

Incidente 9:

 
El primer incidente de la mañana siguiente me lo he traído de recuerdo y es que recogiendo nuestras cosas para irnos, me choqué con la esquina de la mesita de delante del sillón y vi las estrellas del dolor. Así que este viernes al #15J llevaré una de mis piernas decoradas con un precioso morado made in Toledo.

Conclusiones:

Me lo pasé muy bien pese a todos estos inconvenientes y era realmente necesario que saliésemos de casa ya. Además nos sirve de entrenamiento de cara al verano. El hotel es bonito pero tiene muchas pegas y desde luego no es de lujo. Afirmo sin despeinarme que no vale lo que cuesta. Además no esta preparado ni es recomendable para ir con niños pequeños.

Un abrazo,