El cumple de Eva: el tema y la invitación

El cumple de Eva: el tema y la invitación

El cumpleaños de Eva es una ocasión muy señalada en la familia Base Echo. Nos encanta celebrarlo por todo lo alto y cada año intentamos organizar una gran fiesta. Como siempre nos nutrimos de las geniales ideas que encontramos en la web y de mamis tan creativas como Bea de {cbda} o María de escarabajosbichosymariposas.com.

Nuestro principal objetivo es que Eva lo pase bomba y pueda compartir ese momento con su familia y amigos. El año pasado sólo nos preocupamos de decorar un poco, claro que nuestra antigua casa no ofrecía tantas posibilidades como la nueva. Este año decidimos elegir un tema y organizar la fiesta en base a esa elección. Nuestra única limitación era el tiempo y por supuesto, el dinero que quisiésemos invertir.

Después de mucho divagar y de varias opciones que fuimos descartando, el tema elegido fue todo un clásico: Princesas y piratas. A Eva le encanta todo ese rollo, se siente la reina de la casa y se ve como una princesa Disney. Su color favorito sin duda es el rosa y la vuelven loca los tacones, las coronas, el maquillaje, los vestididos con tul etc. ¡No puede ser más coqueta! por no decir cursi… Cada vez que pienso lo poquíiiisimo que me gustaba todo lo rosita cuando era pequeña, alucino de lo bien que llevo ahora la pasión que siente mi peque por este color.

Una de las cosas que más me apetecía para esta ocasión, era que los peques pudiesen disfrazarse y meterse en sus personajes. Elaborar accesorios de princesas y piratas es sencillo, y fue la clave de que me decidiese por ese tema y no otro.

Una vez elegida la temática, el siguiente paso fue elaborar la invitación, después de varias pruebas fallidas por mi parte, la madre novata se apiadó de mí y me hizo un apaño super majo que quedó así:

En los próximos posts os contaré todos los detalles de la fiesta, la comida, la decoración, la animación y los disfraces, dónde compramos algunas cosillas y cómo elaboramos los parches, las coronas y los cinturones para llevar las espadas.

Y vosotros, sois más piratas o princesas????

Un abrazo,

Yo quiero ser una madre bestial

Yo quiero ser una madre bestial

Hace unos días nos invitaron a visitar a Faunia con un grupo de familias blogueras y fue una tarde increíble. Ir a Faunia ya de por sí es un planazo, pero si le añades el volver a ver o conocer a otras mamis y papis blogueros a los que sigo desde hace tiempo y que Evita pudiese compartir la experiencia con más niños, lo convierte en un día redondo.

No era la primera vez que visitábamos el parque con Eva, estuvimos el año pasado pero estos 12 meses de diferencia se ha notado, y mucho. Esta vez ha sido mucho más consciente de todo, ha correteado por todos lados y lo ha pasado pompa.

/* Javascript Image Slider By www.trickiezone.com
Thanks To www.menucool.com */

#sliderFrame {position:relative;width:700px;} /*remove the “margin:0 auto;” if you want to align the whole slider to the left side*/

#ribbon {width:111px;height:111px;position:absolute;top:-4px;left:-4px;background:url(http://trickiezone.wapsite.me/images/thumbnail%20slider1/ribbon_trickiezone_com.png) no-repeat;z-index:7;}

#slider {
width:400px;height:300px;/* Make it the same size as your images */
background:#fff url(http://trickiezone.wapsite.me/images/thumbnail%20slider1/loading_trickiezone_com.gif) no-repeat 50% 50%;
position:relative;
margin:0 auto;/*make the image slider center-aligned */
box-shadow: 0px 1px 5px #999999;
}
#slider img {
position:absolute;
border:none;
display:none;
}

/* the link style (if an image is wrapped in a link) */
#slider a.imgLink {
z-index:2;
display:none;position:absolute;
top:0px;left:0px;border:0;padding:0;margin:0;
width:100%;height:100%;
}

/* Caption styles */
div.mc-caption-bg, div.mc-caption-bg2 {
position:absolute;
width:100%;
height:auto;
padding:0;
left:0px; /*if the caption needs to be aligned from right, specify by right instead of left. i.e. right:20px;*/
bottom:-42px;/*if the caption needs to be aligned from top, specify by top instead of bottom. i.e. top:150px;*/
z-index:3;
overflow:hidden;
font-size: 0;
}
div.mc-caption-bg {
background-color:#f1959a;
}
div.mc-caption {
font: bold 14px/20px Arial;
/*color:#EEE;*/
z-index:4;
padding:10px 10px;/*Adding a padding-left or padding-right here will make the caption area wider than its background. Sometimes you may need to define its width again here to keep it the same width as its background area (div.mc-caption-bg).*/
text-align:center;
}
div.mc-caption a {
color:#FB0;
}
div.mc-caption a:hover {
color:#DA0;
}

/* —— built-in navigation bullets wrapper ——*/
div.navBulletsWrapper {
top:320px; left:280px; /* Its position is relative to the #slider */
width:150px;
background:none;
padding-left:20px;
position:relative;
z-index:5;
cursor:pointer;
}

/* each bullet */
div.navBulletsWrapper div
{
width:11px; height:11px;
background:transparent url(http://trickiezone.wapsite.me/images/thumbnail%20slider1/bullet_trickiezone_com.png) no-repeat 0 0;
float:left;overflow:hidden;vertical-align:middle;cursor:pointer;
margin-right:11px;/* distance between each bullet*/
_position:relative;/*IE6 hack*/
display:none;
}

div.navBulletsWrapper div.active {background-position:0 -11px;}

/* ——— Others ——- */
#slider
{
transform: translate3d(0,0,0);
-ms-transform:translate3d(0,0,0);
-moz-transform:translate3d(0,0,0);
-o-transform:translate3d(0,0,0);
}
/* Javascript Image Slider By www.trickiezone.com
Thanks To www.menucool.com */

La verdad es que nos trataron genial, disfrutamos muchísmo de los animalitos y nuestro guía logró que nuestros peques mantuviesen su atención más rato del que yo habría imaginado en mis mejores sueños.

Después de preguntarle a Evita qué le gustó más su respuesta fue que los monos, en realidad se refería a los lemures que nos enseñaron al comenzar el día. A mí también me encantaron, sobre todo la me gustó ver cómo la jefa del grupo era una hembra, que además era mami, que iba a todos lados con sus crias colgaditas y que a pesar de estar cojita podía con eso y mucho más. En ese momento te preguntas por qué hacemos los humanos la vida tan complicada, por qué no somos capaces de actuar y comportarnos como sería natural que lo hiciésemos y conciliar mejor nuestra vida. A veces me gustaría que la sociedad actual se fijase más en cómo funciona la animal y dejasemos de preocuparnos tanto por cosas tan superficiales… Yo quiero ser un poco más lemur, por eso me encanta la nueva insignia de Faunia que promueve los papis y mamis bestiales que reivindican el amor que sienten por sus hijos, lo gritan a los cuatro vientos e intentan estar siempre para lo que te necesiten, aunque no sean perfectos y tengan mil cosas que hacer paralelamente, igual que los lemures.

Además gracias Faunia hoy podemos compartir con todos vosotros esta experiencia y sortear 2 entradas dobles  (dos adultos y dos niños ) entre todos los que nos leeis. Para participar sólo tenéis que dejarnos un comentario en esta entrada contándonos cuál es el animalito favorito de vuestros peques y una forma de contacto (email o twitter). Tenéis hasta el viernes a las 13h para participar, mucha suerte a todos!

Un abrazo,

Operación Pañal de Eva

Operación Pañal de Eva

Hoy quiero hablaros de un tema que me ha preocupado toda la semana. Para los que me seguís en twitter como @baseechoblog, sabréis que nos está costando un poco el tema de dejar los pañales. Nuestra primera incursión en la materia, hace ya más de 3 meses, fue un auténtico fracaso. Yo no sé quién estaba menos preparada, si Eva o yo pero no pudo ir peor. Después de sufrir todos en casa un fin de semana de locos, Eva no quería ver ni en pintura orinales, wáteres o cualquier otra cosa que se le pareciese. Decidimos abandonar y dejarlo para más adelante.

Cada cierto tiempo nos recordaban en la guarde que Eva ya estaba en edad de decir adiós a los pañales, que estaba preparada y que no lo dejásemos pasar más tiempo, con tanta insistencia es normal que a los papás nos entren dudas y nervios por si no llegamos a tiempo al cole.

Después de la primera experiencia, lo cierto es que no me apetecía nada volver a intentarlo, pero después de muchas semanas sugiriéndonoslo sutílmente, me dijeron que era la única niña que quedaba con pañal de todos los de su clase. Con esto me sentí obligada a intentarlo de nuevo.

En nuestra guarde funcionan de la siguiente manera, le quitas el pañal de golpe el fin de semana y ya sólo se lo pones para dormir. Pase lo que pase no debes volvérselo a poner. Como la profe de Eva no me vió muy convencida ( y yo creo que por miedo a que volviese a tirar la toalla), me dijo que en vez del fin de semana empezásemos al día siguiente. Osea, hace ya 3 días.

El primer día en el cole al parecer no le fue mal, se hizo pis encima un par de veces, pero también usó el orinal. Sin embargo, en casa  no se quiso ni acercar. Todas las veces se lo hizo encima hasta que la pusimos el pañal ya para cenar e ir a la cama.

El segundo día fue mucho peor. Gastó las 4 mudas en la guarde y cuando la recogí estaba muy nerviosa, irascible. Aguantó bien la vuelta a casa en coche, pero cuando llegamos y fuimos al baño se hizo pis justo delante del orinal. No quería sentarse, lo rechazaba completamente. Tengo que admitir que perdí los nervios, me frustraba ver que ella sabía lo que tenía que hacer y que no quería hacerlo. La cosa no quedó ahí, luego quería hacer caca y quería hacerlo como siempre, agachadita agarrándome las manos (sí, siempre es así, ya sea en casa o en un supermercado, la última vez nos tocó en la sección de congelados…). Intenté convencerla de que lo hiciésemos en el orinal o el WC o en cualquiera de los 1000 cachivaches que he ido acumulando, pero no había manera. Al principio luchamos, ella se debatía entre hacérselo encima o aguantarse y yo por que lo hiciese donde debía. Se me hizo eterno, ella sufría y yo también, al final cedí y le ofrecí ponerse el pañal, pero tampoco quiso, así que como podréis imaginaros, acabamos haciéndolo encima… un show.

Muestra de los 1000 cachivaches que todavía siguen en casa
Este fue un fracaso, Eva lo desmontaba según lo veía Este se lo di a la madre novata para que lo probara N porque Eva no lo quería y tampoco le gustó. Conclusión: este modelo es muy incómodo

Ese día grité en busca de auxilio en las redes sociales y fuisteis muchas las que me tendisteis la mano. Me gustaría dar las gracias y un fuerte achuchón virtual a @entremadresblog, @Desmadreando, ‏@masalladlparque, @cjuntosconarte, @mamatambiensabe, @LManada, @Irenemore13, @Mousikh, @amolleda, @nirosaniazul, @peinetapintxomo, @infaneto, @LaMadreTigre, @mis2monstruitos, @Cuartoascensor, @ElRinconDeMixka, @victoriainfa, @OMIMIworld, @laimmj10, @DeColorAzulLila, @LaChicaPerika, @alcobadeblanca, ‏@CarolGG, @sardinasconp, @vinyetdf, @cronicasdeania, @SonyBrr, @pasandolopipa porque en ese momento su apoyo me sirvió de mucho, saqué muchas ideas y ordené otras tantas pero sobre todo recargué las pilas para enfrentarme con buen ánimo al siguiente día. En especial quiero agracecerle a Jaione ese hangout nocturno que tanto nos ayudó.

Me gustaría compartir aquí algunos de los libros que me recomendaron:

  • El orinal de Lulu, Camila Reid
  • ¡Tengo pipí!, Emile Jadoul
  • ¿Quién ha visto mi orinal?, Mary Mcquillan
  • ¡No quiero hacer pipí en el orinal!, Roser Rius
  • ¡Adiós al pañal! de Caillou 

Este último nadie me lo ha recomendado pero Eva es fan de Caillou y de hecho de todos los que le he comprado ha sido el que más le ha gustado. Le está ayudado mucho aunque probablemente no sea ni el mejor, ni el más bonito.

También os recomiendo visitar los enlaces que compartieron conmigo:

Gracias a toda la información que y el cambio que supuso en mi actitud, la situación ha cambiado. Eva parece que está más tranquila, siguiendo el consejo de algunas de ellas nos fuimos juntas a comprar un nuevo orinal elegido por ella. Después de probarlos todos se llevó el que nunca habría comprado yo, uno con forma de conejo y manillar incomodísimo para sentarse con ropa… De paso se llevó también un perrito de peluche del que se ha hecho inseparable y que creo que también le sirve de apoyo. También le compré algunos de los libros que me recomendasteis y le monté una biblioteca en el baño (otra de las sugerencias de las mamis tuiteras), nos sentamos y leemos mientras llega el pis. Y por último le compré pegatinas parecidas las que le ponen en el cole cuando hace pipí donde debe y se las pegamos al orinal cada vez que conseguimos algo. Nos está quedando de lo más tuneado.

El elegido
La biblioteca en plan muestrario
La biblioteca antes de que llegue Eva al WC



Estoy muy contenta y bastante motivada, al final creo que lo vamos a conseguir ¿cómo fue vuestra operación pañal?¿Tuvísteis alguna dificultad como nosotros?

Os animo a compartir los posts que hayáis escrito sobre el tema o si escribís alguno los próximos días con otras mamis a través del tema de la semana de hoy en Madresfera que como no podía ser otro que Adiós al pañal.

Un abrazo,

Te quiero mamá

Te quiero mamá

Sé que muchas veces soy muy gruñona, que siempre estoy cansada y que nunca tengo tiempo para nada, pero hoy no quiero dejar pasar el día sin decirte lo mucho que te quiero. Y lo quiero hacer dedicándote esta foto junto a tu preciosa nieta, pringada de chocolate hasta las cejas.

Diego

Diego

Cuando uno tiene hijos se hace una película imaginaria de cómo va a ser todo. Imagina escenarios y establece estrategias sobre cómo quiere educarlos. Todos hemos visto algún programa sobre niños rebeldes, desde los pequeños hasta los más mayores y todos tenemos claro que no queremos llegar a eso. En el fondo de nuestras consciencias pensamos que eso no nos puede pasar, que eso sólo le pasa a gente con problemas, con una situación social comprometida, pero no podemos estar seguros.

Cuando te conviertes en padre o madre te sumerges en un mar de dudas y preocupaciones. La salud, la educación, el bienestar de tu hijo son tu máxima prioridad. Le quieres dar lo mejor, pero no quieres convertirlo en un pelele que tiene de todo pero no sabe apreciarlo. Me he visto a mí misma hablando con otras mamis de peques de edades parecidas a la de Eva sobre si les vamos a dar paga o no, si les dejaremos salir hasta tarde, ir solos al cole, si les ayudaremos más o menos a hacer los deberes, etc. Y lo cierto es que no sé de qué me extraño, si cuando no son más grandes que un cacahuete ya planificábamos si vamos a colechar o no, a portearlos, a llevarlos a guardería, a dejarlos llorar cuando tienen una pataleta o darles besos mientras rabian.

Siempre vamos un paso por delante, pero luego nos toca rectificar, y rectificar es de sabios, pero cuesta. Cuesta darse cuenta de que te has equivocado, que tu estrategia era incorrecta y que las cosas no son como las habías imaginado. Pero ser capaces de hacerlo nos hace crecer como padres y como personas. No somos perfectos, no lo sabemos todo, y el método de prueba error no tiene por qué ser tan malo….

Sin embargo en todo ese proceso de aprendizaje hay una cosa que no me sienta bien. No me gusta que la gente me juzgue, que me dé consejos que no he pedido o que me cuente cómo harían o hicieron ellos en mi lugar. Tampoco me interesa que me hablen de sus hijos perfectos, que comen de todo sin rechistar, que no lloran nunca, que siempre les hacen caso y que se van solos a la cama sin rechistar porque ellos tienen la llave de la buena educación y lo han hecho todo perfecto. No me interesan. No me gusta que me digan que mi hija se va a convertir en un niño digno de que le trate la supernani o peor, el hermano mayor, porque se ha cogido una pataleta, dos o tres. No me gusta que hagan profecías sobre su futuro basándose en comportamientos que pueden ser puntuales o que quizá sí sean un problema, pero es mi problema.

Hoy escribo esta entrada porque, señores, soy humana y me afecta cuando me hacen este tipo de comentarios, directos e indirectos. Si te sientes como yo, no estás sola y si eres de las que van contando lo bien que te va o te ha ido, regalando consejos, piensa que mañana puedes tener que cambiar de idea, tu hijo/a puede necesitar un comportamiento diferente de ti y donde dijiste digo, tendrás que decir Diego. Piensa antes de hablar y habla cuando te lo pidan. Y si tus hijos ya están criados y hablas de experiencias pasadas recuerda que el tiempo nubla los recuerdos y que no siempre las cosas fueron como las recuerdas. Si no que me lo digan a mí, que me pasé todo el embarazo repitiendo que nunca pasaría por lo mismo, que fue un sufrimiento constante y ahora lo recuerdo con nostalgia o como algo no tan malo…

Un abrazo,