De miedos y esas cosas

De miedos y esas cosas


Hace unos días leí el post de Bea de con botas de agua expresando su miedo a perder a un ser querido. No sé si existe en el mundo alguna madre que no tenga o haya tenido ese miedo alguna vez. Creo que viene con el cargo. Me recuerda mucho al miedo que tenía yo cuando era pequeña a perder a mis padres. Recuerdo perfectamente cómo le hacía prometer a mi madre que siempre iba a estar allí, que siempre estaría conmigo. Hace poco tiempo Eva me hizo una pregunta parecida, y a diferencia de mi madre no pude contestarla firmemente que sí, no me salió. Ahora me hago una idea de cómo debía sentirse ella cuando yo la ponía en esa situación, nunca le tembló la voz y siempre ha sabido trasmitirme la seguridad que yo he necesitado.

Tuve la suerte de crecer sin conocer lo que era perder a alguien querido, hasta que cumplí 25 años nadie cercano se fue, y cuando murió mi abuelo hace 10 años, fui capaz de darle un sentido racional, y eso me ayudó a superarlo con relativa facilidad, a pesar de que le adoraba. Y así pasaron otros diez años sin perder a nadie más, hasta que a principios de este año se fue mi abuela. Su pérdida me dolió, pero una vez más fui capaz de darle sentido, había vivido muchos años y su vida se había apagado lentamente, era su momento de irse, era natural.

Si embargo, no estaba preparada para lo que vendría después, a los pocos meses, en julio perdí a mi padre, el cáncer me lo robó. Se lo llevó sin darnos tregua, sin dejarnos hacernos a la idea, casi de la noche a la mañana.

Esta vez no pude darle sentido, esta vez no pude explicar por qué, y el dolor fue, es tan grande que todavía se me escapan las lágrimas cuando pienso en él y a veces pienso o quiero pensar que todo ha sido un mal sueño. Pero no es una pesadilla, tuve suerte de crecer con cierta despreocupación por la muerte, pero ahora me toca vivir la realidad. Estamos de paso y en cualquier momento nos podemos ir, sin más.

El miedo que menciona Bea en su post está ahí, pero ahora se me hace más presente el miedo a faltarle yo a mi hija. Sé que nunca le faltaría de nada, sé que es fuerte y lo superaría, pero yo quiero estar aquí, con ella, quiero verlo, quiero asegurarme de ello, quiero acompañarla en su vida, como mi madre me acompaña en la mía.

Estos últimos meses he estado trabajando mucho en centrarme en las cosas positivas, en no pensar tanto en lo que puede pasar, en las cosas malas de la vida. A veces tengo momentos de debilidad, pero la sonrisa de mi niña, su vitalidad, su energía infinita, su cariño y empatía, la manera en la que es capaz de detectar cuando mi madre está triste y darle mimos, o cómo recuerda a su abuelo con cariño o le dice a la abuela que no está sola, que ella siempre estará a su lado. Todo esto y mucho más hace que sea consiente de que la vida es un regalo y que hay que aprovecharlo al máximo, cada minuto y cada segundo. Hay que vivir el presente siendo conscientes del futuro, pero sin que nos pese.

En la vida pueden pasar y pasan muchas cosas malas, cosas que nos pueden parecer injustas, cosas que hacen que nos invada la pena, la ira, el dolor o el miedo. Pero no debemos dejarnos llevar por estos sentimientos si no queremos perdernos cosas preciosas por el camino.

Un abrazo!

 

Habitación para niñas a partir de 2 años

Habitación para niñas a partir de 2 años

Es curioso que cuando escribí el primer post sobre la habitación de Eva, fue porque la iba a cambiar, ya era mayor, y necesitaba una camita de niña. Ahora me pasa un poco lo mismo, Eva ha crecido, y su cama me parece pequeña para ella… y para nosotros!

¿Y por qué digo para nosotros? Desde que Eva era pequeña, cuando se levanta a media noche en vez de ir a su cuarto y quedarnos con ella hasta que se duerma, nos la llevamos a la cama con nosotros para seguir durmiendo todos del tirón. Cuando abultaba poco, la cosa era bastante sencilla, incluso cómoda. Lo cierto es que nos encantaba tenerla cerquita. Ahora que ya ocupa bastante, y que sabe cómo clavar el codo al más puro estilo pressing catch para hacerse hueco, la cosa se complica…bastante.

La solución perfecta para nosotros sería que cuando Eva se viniera a nuestra cama, y no nos dejase dormir, uno de los dos cogiera su almohada y migrase a la de ella. El problema que tenemos con esta solución es que su actual cama mide 70×170 cm y se nos queda un poco pequeña. No es que seamos muy altos, pero es bastante incómoda, que ya lo hemos intentado.

Así, con este escenario, hemos decidido comprar una nueva cama, una de mayores, de 90×190 y jubilar la antigua. Al comprar una cama nueva, más grande, seguramente nos tocará redistribuir varias cosas y la habitación ya no será lo mismo. Supongo que en estos momentos de cambio es cuando me entra una extraña sensación de nostalgia y trato de guardarme un recuerdo cómo era antes, en este caso en forma de imágenes.

Aprovecho además para compartir con vosotros cómo ha sido la habitación de Eva desde que tenía 2 añitos hasta ahora.






En las fotos todo está muy ordenadito, pero la realidad de nuestro día a día es bien distinta:

Como conclusión y para aquellos papis que hayáis aterrizado aquí buscando ideas para decorar los cuartos de vuestras peques, os recomiendo saltaros este paso. Es decir, lo mejor es pasar directamente de la cuna a una cama grande. No merece la pena el gasto intermedio. Nosotros compramos la camita del ikea de ese tamaño, porque antes vivíamos en una casa mucho más pequeña que la que tenemos ahora, pero si os cabe la grande, yo me la compraría directamente sin dudarlo, y cuanto más grande, ¡mejor!

Un saludo!!!

Este invierno Eva viste de Mango Kids

Este invierno Eva viste de Mango Kids

Siempre me ha gustado la ropa y me encanta ir de compras. Estrenar modelito es uno de mis placeres favoritos, me gusta casi tanto como dormir hasta el medio día. Ahora que soy madre, tengo que admitir que en vez de comprarme cosas, se las compro a ella y disfruto incluso más.

Además, puede que sea amor de madre, pero le queda todo fenomenal y está requeteguapa, sobre todo cuando me deja ponerle la ropa que yo quiero, y no lo que a ella le da la gana… 

Como no quiero arruinarme vistiendo a la niña, y las cosas le duran bastante poco, buscamos siempre propuestas económicas sin renunciar al estilo. Zara suele ser una apuesta segura, pero este año hemos descubierto la moda de Mango Kids y nos encanta!

Estos han sido los dos looks que hemos comprado en Mango kids, con una cazadora vaquera, leotardos bien gorditos y unas botas quedan genial. Os invito a visitar su catálogo online, este año está lleno de propuestas con un aire étnico que a los peques les sientan fenomenal.

Un abrazo!!!


Ideas para Halloween con niños

Ideas para Halloween con niños

Un año más estamos a punto de que llegue la noche de Halloween y un año más vamos a celebrarlo entre amigos. Lo que más me gusta de estas fiestas es prepararlas, buscar inspiración y pequeños detalles que hagan que la fiesta sea especial.

Hoy quiero compartir con todos vosotros algunas de las ideas que más me han gustado y en las que seguramente me inspiraré este año para organizar la fiesta:

Ideas de comida para Halloween

Delicious as it looksListoticAspicy perspectiveItsalways autumnPrincess pinky girlHappy little kiwi

Ideas de decoración para Halloween

How about orangeBuzzfeedGeek tyrantDecopequesPractically functionalMolly moocrafts

Ideas de disfraces para Halloween

Después de ver todas las propuestas he decidido que este año voy a intentar decorar la puerta de casa de alguna manera graciosa (de hecho en mi comunidad es costumbre que los niños pasen en busca de regalos con lo que mola tener algo original), además pondré algunas telas de araña, globos de color naranja y negro, calabazas y prepararemos entre los invitados y yo alguna cosita de comida monstruosa jejeje

En cuanto al disfraz tengo claro que me gustaría que Eva vaya este año de brujita, principalmente porque tengo ya el disfraz. Seguramente añadamos algo de volumen al vestido porque sé que a ella le gusta y ya veremos si encuentro algún accesorio que le vaya bien.

¿Y vosotro/as?¿Vais a celebrar alguna fiesta de Halloween con vuestros peques?


Invitaciones de cumpleaños Frozen

Invitaciones de cumpleaños Frozen

Muchas mamis me han preguntado estas últimas semanas cómo hice las invitaciones para el cumple de Eva. Como ya os comenté en el post de ideas para organizar una fiesta Frozen, la inspiración la encontré a través de Pinterest en el blog Rook N.17.

Me encantó la idea de imitar una entrada de cine y los diseños que proponían, a partir de ahí lo que hice fue personalizar el diseño, maquetarlo, imprimirlo y recortarlo.

Si os gusta la idea os voy a hacer la vida mucho más fácil. En el zip que podéis descargar en este enlace encontraréis varios documentos:

  • Un archivo con extensión .psd con todas las capas para crear vuestra propia invitación
  • Un archivo con extensión .png sin los textos personalizables por si queréis utilizar otra herramienta para maquetarlo, como por ejemplo picmonkey.com.
  • Todas las fuentes que necesitáis instalar para modificar el archivo con extensión .psd. Para instalar las fuentes sólo es necesario hacer doble clic.
  • Una plantilla Word con las dimensiones adecuadas para imprimir en DIN-A3 vuestras invitaciones.
Si decidís utilizar el fichero con extensión psd que contiene la plantilla, lo primero que debéis hacer es instalar todas las fuentes que uso:

Al abrirlo encontraréis dos grupos de capas, uno con los textos fijos y otro con los textos personalizables para cada cumpleaños.

Si queréis trabajar con otra herramienta de diseño tipo pickmonkey deberéis utilizar la imagen sin textos que encontraréis en el zip con extensión .png.
Una vez editados los textos, abrid el documento Word que también encontraréis en el zip. Como veréis está relleno como ejemplo con la invitación de Eva. Borrad todas las imágenes del documento y añadid la nueva que hayáis creado. Una vez añadida, modificad su tamaño para ajustar el alto a 20,8 cm.
Copiad la imagen insertada 5 veces más. La última copia girarla 90 grados y volved a copiarla una vez más hasta que queden las 7 invitaciones perfectamente ajustadas a la página.
Una vez hecho esto, mi recomendación es guardarlo como pdf antes de imprimir y utilizar un papel de cartulina grueso para la impresión.
Lo único que nos quedaría es recortarlas, que no es poco.
Espero que os queden genial!
Un abrazo!!!