Hace un par de semanas la madre novata estuvo en casa con N. Las peques estuvieron jugando y viendo Frozen disfrazadas, se lo pasaron bomba y es que están en esa edad en la que les encanta disfrazarse de princesas o de lo que sea, el caso es imaginar mundos llenos de fantasía.

 

Mientras ellas jugaban Esther y yo estuvimos hablando de lo que molaría tener un “burro” o perchero donde colgar todos sus pequeños disfraces para que los tuviesen a mano, de hecho fue idea suya. A partir de ese momento cada una pensó en su propia solución para el cuarto de nuestras peques.

Ella que es toda una artista, ha creado un perchero digno de cuento de hadas, con la ayuda de su suegro y sus manitas ha hecho esta verdadera monisitez.

Perchero diseñado y creado por Esther Gili, Foto de Esther Gili que podéis ver en su Instagram

Yo, que soy más de andar por casa, opté por una solución BIY como habría hecho Desmadreando. Estuve ojeando por distintas webs y había cosas muy monas, pero no quería dejarme una pasta, así que al final recurrí a lo que casi siempre acabo acudiendo… IKEA.

Me miré el catálogo de arriba a abajo varias veces, encontré varias opciones que podrían haber servido, pero algunas eran demasiado grandes, otras requerían demasiada adaptación y al final opté por esta solución:
1. ALGOT Balda superior p/estructura, blanco; 2. ALGOT Rueda, blanco; 3. ALGOT Estructura+barra, blanco

El resultado después de maquearlo un poco con washi y unos farolillos de Maison du Monde fue este:

Así que si queréis tener los disfraces de vuestros peques bien ordenados y a mano para que los desordenen cuando quieran ya sabéis dos formas de conseguirlo.

Un abrazo!!!