Hoy es el día de la madre y yo llevo 3 años y un pico largo siéndolo. El primer año no recuerdo muy bien cómo lo celebramos, creo que no lo hicimos. El segundo año Eva con la ayuda de mi madre y de la chica que la cuidaba me hizo una tarjeta monísima y un marco de fotos con sus deditos que preside mi mesa de trabajo desde entonces. Este año yo esperaba con ilusión la primera manualidad de verdad de mi peque y así ha sido. 
Regalo de Eva por el día de la madre 2014. Me encanta como intenta escribir su nombre 😉
El problema es que su nervio habitual y su falta relativa de comprensión sobre lo que es el día de la madre no la ha dejado esperar a hoy y me lo dio el miércoles cuando la fui a buscar al cole.
Esta mañana al despertarme mis ganas de que JuanPa hubiera emprendido un proyecto paralelo al de la escuela y despertarme con algún regalito se han desvanecido cuando después de frotarme los ojos he visto que lo que llevaba Eva en la mano no era una tarjeta de felicitación para una fantastic mom, sino un cuento tipo pinta y colorea titulado colour in the phantoms y que en la portada no había un dibujo de una mamá, sino un drácula y telarañas…  
Tiene el tamaño exacto de una tarjeta de felicitación…
En mi defensa diré que estaba muuuuy oscuro, y que uno siempre ve lo que quiere ver. Lo más gracioso ha sido cuando lo he cogido cual premio oscar agradeciendo el detalle y mi chico me ha sacado delicadamente de mi error…
¿Cómo va a ser mi día real de la madre?
Un día normal y corriente, nada especial, lo que prueba que al fin y al cabo todos los días son el día de la madre para mí.
¿Cómo sería mi día perfecto de la madre?
Pues siendo sinceros ser madre es algo que se es siempre, sin descanso, así que si tenemos que tener un día especial podría ser así:
  1. Dormir hasta las 12
  2. Levantarte con muchos besos y abrazos de tu peque y esa manualidad molona que han hecho en el cole, peeero también con un regalito guay del papi (puestos a soñar…) 
  3. Comer fuera todos juntos en un restaurante molón y que para variar Eva se comiese todo sola para dejarme comer a mí tranquilamente mis platos.
  4. Ir al cine, teatro o alguna actividad original.
  5. Que Eva se fuese prontito a la cama para poder tener una cenita romántica el padre y yo, preparada por él y por qué no seguir soñando…. vestidos con ropa de calle no con pijama!
  6. Ver juntos una peli de mayores por lo menos de 13 años sentados en nuestro sofá favorito.
Ooooo llamadme #malamadre, pero para mí lo ideal sería también hacer cosas que no hacemos normalmente las madres, casi como un día de descanso como el día del trabajo, ¿no? Ese día no se celebra trabajando precisamente… En este caso me gustaría:
  1. Irme de compras con mi hermana, con mi madre o con amigas
  2. Una comida en un restaurante guay 
  3. Una fiesta con otras #malasmadres donde compartir las locuras de nuestra maternidad
Este año puede que la primera versión del día perfecto no se ajuste del todo a mi día de la madre de este año, pero la segunda se hará realidad el día 24 de mayo gracias a la party organizada por Laura y Vero.
Gracias chicas y un abrazo enorme!!!