Una de las cosas que más le gustan a Eva es pintar. Le encanta dibujar caras felices con muuuuchas pestañas, le encantan los círculos, los corazones, garabatear su nombre y ahora sobre todo le pierde colorear ‘sin salirse’.

A mí también me encanta que le guste tanto pintar, por eso pongo todos los medios que puedo a su alcance para que lo haga:

  • Una pared de pizarra
  • Mesa de pizarra con papel incorporado
  • Cuadernos por todas partes
  • Casa de cartón coloreable
  • Cajón de pinturas lleno a rebosar…
Y mi último gran descubrimiento: las tizas líquidas!!! Son esas pinturas que se usan para escribir los menús en la calle o en las pelis cuando salen los detectives o los frikolistos pintorrojeando ventanas o espejos con ecuaciones, ideas, listas de cosas o lineas de sospechosos que se unen unos con otros para descubrir al asesino.
Nosotros las compramos para organizar las tareas del último proyecto en que estamos trabajando, y han resultado ser todo un hallazgo. Mientras escribimos nuestras listas de TODOs ella da rienda suelta a su imaginación. Se lo pasa bomba y lo mejor de todo es que se limpia genial con un simple trapo húmedo.
Yo compré los rotuladores en Amazon, si os gusta la idea los podéis encontrar aquí:

 

Un abrazo,