El viernes 10 de enero comencé un curso que tenía muchísimas ganas de hacer: l’Atelier de Jackie Rueda.

Hace mucho tiempo que tengo una buena cámara, una réflex de Canon, sin embargo y pese a haber leído mucho sobre fotografía, hasta hoy no he conseguido sacarle mucho partido. Por eso decidí hace tiempo apuntarme a este curso, del que había oído hablar maravillas. Me ha costado varias convocatorias conseguir plaza, porque según se abre el plazo de inscripción desaparecen en cuestión de minutos, pero por fin lo he logrado y estoy convencida de que voy a aprender muchas cosas!

Sólo llevamos 5 días, pero ya estoy muy contenta, creo que merece la pena es vivirlo en primera persona, y espero que notéis mi progreso en las fotos que vaya publicando aquí en el blog o en mi IG. Seguramente os enseñaré algunas de las fotillos de las que vaya tomando en mis prácticas personales para ir viendo mi evolución y que me digáis qué os parece :).

Hoy me gustaría compartir con vosotros lo que he tenido que hacer para poder poner en práctica algunos de los conceptos que estamos aprendiendo en el curso. Estaba intentando congelar un momento, un salto y primero probé con Eva. Sin embargo, la pobre por mucho que intentaba ayudarme, no levantaba más de un palmo del suelo y claro, la foto no tenía ese efecto tan chulo de la persona flotando en el aire. Pensé en pedírselo a Juanpa, pero a las horas que llegamos a casa y que podemos ponernos a hacer el moñas ya estamos en pijama, con poca luz y el glamour brilla por su ausencia… Finalmente, y después de darle muchas vueltas al coco, decidí utilizar los muñecos de Eva como modelos y de fondo uno de los cuadros del salón.

Cuando por fin dormimos a Eva, comenzamos pues a lanzar muñecos al aire y a intentar cazarlos. El elegido finalmente para la foto fue Sulley, de Monsters SA por su tamaño y su porte. Lo cierto es que la luz no era la mejor y atinar con el momento justo en que pasara por el lugar elegido para la foto, tampoco fue nada fácil, pero al final me gustó como quedó el contraste del azul de Sulley con el fondo gris del skyline de Nueva York.

Ahora tengo pensado hacer muchas más tomas en sitios distintos y con otros peluches y muñecos de Eva, y os invito a todos a que lancéis vuestros muñecos por los aires y lo compartáis con nosotros en Instagram usando la etiqueta: #JumpingToys (si buscáis en instagram esta etiqueta, veréis algunas fotos muy chulas de otros muñecos saltando). Como ejercicio es genial para practicar con la apertura o la velocidad de la cámara y los modelos son de lo más sufrido que hay.

¿Os animáis a saltar con nosotros?

Un abrazo!