Hace unos días me dió por darme una vuelta por mi blog, visitar las entradas, recordar viejos tiempos, ver la evolución que ha ido teniendo. Entonces, me di cuenta de que hacía mucho tiempo que no lo recorría y algunas de las imágenes externas que enlazaba en mis entradas se habían perdido.

La mayor parte de las imágenes que utilizo son propias, pero por pequeño que sea ese porcentaje de imágenes extraídas de otras webs, es importante revisar que todo está bien cada cierto tiempo y asegurarnos que los enlaces y las imágenes siguen ahí. Si no queremos tener que hacer esto, otra solución es descargar siempre las imágenes y subirlas a nuestro propio servidor conservando siempre el enlace y la referencia a la fuente.

A mí particularmente esto me ha pasado mucho con Pinterest , se ve que en algunos casos se ha modificado el patrón de los enlaces y entonces dejan de funcionar. En el caso de que vayáis a utilizar varias imágenes de esta plataforma en un mismo post, una buena solución puede ser crear un tablero en nuestra cuenta con ellas, descargarlas, crear un collage con Pickmonkey y enlazar el collage en nuestra entrada con el tablero que acabamos de crear.

Esta es la solución que he seguido en el post de bañadores retro que escribí hace ya bastante tiempo, en el que había perdido todas las referencias.

Es muy importante hacer estas labores de revisión y mantenimiento, sobre todo cuando cambiamos algo de la plantilla de nuestro blog. Por poca cosa que nos parezca el cambio, puede suponer que en entradas antiguas todo salga descolocado o incluso que elementos básicos como las barras laterales de nuestros blogs se desplacen al final del contenido y aparezcan antes del pie.

Otro problema frecuente, en este caso en wordpress, es que las imágenes en miniatura destacadas no aparezcan, suele ser un efecto indeseado de algún plugin y en en el 90% de los casos ocurre porque hay algún carácter raro en el nombre de la imagen y por tanto al enlazarla no se produce un error.

Una buena práctica habitual a la hora de nombrar las imágenes no se deben utilizar caracteres que no sean las letras del alfabeto o números. Un buen nombre de archivo debe representar el contenido de la imagen, incluir la palabra clave principal, ser corto y conciso y utilizar guiones para separar palabras (ej. si es un bañador rojo y el post va de bañadores retro, se podría llamar la imagen bañador-retro-rojo.jpg).

Por último, para que nuestro blog ya quede como nuevo, es importante revisar que todos los enlaces funcionen correctamente. Si no queremos comprobar todos los enlaces externos, porque podemos hacernos viejos en el proceso, por lo menos los internos sí que debemos cuidarlos, para evitar el temible error 404. Una buena practica es recorrer nuestro archivo y hacer clic en todas nuestras entradas.

Y vosotros, hacéis un mantenimiento regular de vuestro blog???

Un abrazo,