Hoy estoy de mudanza, hoy es un día extraño. Siento dolor en el estómago, mezcla de nervios, incertidumbre, miedo a lo desconocido, esperanza, ilusión, impaciencia… He vivido 6 años en mi casa, me he casado y he visto nacer y crecer a nuestra hija. ¿Me da pena irme? Sí y no. He pasado los mejores momentos de mi vida pero tengo muchas ganas de cambiar, de redecorar nuevos espacios, de tener más sitio para todo, de estar más cerca del trabajo y así poder perder menos tiempo en viajes y pasar más rato con Eva. ¡Quiero disfrutar del jardín!

Se abre una nueva etapa de nuestra vida, decimos adiós a la antigua casa y hola a un nuevo hogar que espero que esté lleno de nuevos y muy buenos recuerdos.

¿Vosotros os habéis mudado alguna vez? ¿Cómo os sentisteis en el momento de abandonar vuestra casa? ¿Algún consejo?

Un abrazo,