A mi chico no le gustan especialmente este tipo de días. 14 de febrero, un invento del Corte Inglés, de los centros comerciales, una tontería…. Me he levantado hoy y no sabía ni qué día era hasta que la radio lo ha mencionado. De repente he recordado cómo solía sentirme cuando era pequeña, las cosquillas en el estomago imaginando que alguien podría regalarme algo, la decepción de comprobar que nadie me había regalado nada… También recordé aquellos San Valentines con edad suficiente para tener pareja y mi poca habilidad para encontrarla o conservarla para estas fechas. El caso es que a parte de flores, nunca me han regalado nada especial por San Valentín, y si lo han hecho no me ha marcado porque no lo recuerdo. ¿Cómo me siento al respecto? me da igual.

Hoy mientras iba haciendo memoria de todas las sensaciones que me ha producido este día a lo largo de mi vida, sentí que tengo todo lo que necesito porque mi chico me ha regalado lo mejor del mundo y no es un regalo material: mi Eva. No os voy a mentir, me encantaría llegar esta tarde a casa y recibir algún detallito, más flores, unos bombones, y que puede que así sea, pero no es necesario. Sé que Juanpa me quiere, yo también a él y los dos queremos con locura a Eva, ¿qué más puedo pedir?

Así después de toda esta reflexión mientras iba conduciendo, he decidido escribir esta entrada y dedicársela a mis dos amores: Juanpa y Eva.

OS QUIERO tal y como sois!!!!