Hoy me gustaría hablaros de un tema que me preocupa, y mucho: La seguridad en casa. Eva tiene ya más de dos años y es un terremoto con patas, de hecho, su segundo nombre es Peligro. El pasado septiembre comprobé que es un tema que no se debe pasar por alto y que aunque me digan a veces que soy una exagerada no es verdad.

Os cuento lo que pasó. Estábamos todos en el salón, teníamos visita por un tema de trabajo. Me distraje menos de medio minuto y cuando me quise dar cuenta Eva había movido una silla y la había pegado a la ventana, se había subido en ella y tenía un pie en el radiador. Con sus manitas agarradas al borde de la ventana intentaba trepar hacia el vacío… Fueron, ¿cúanto? ¿20 segundos? estaba yo a su lado y cuando me di cuenta la cogí y la abracé como si se acabase el mundo. Pensé, imaginé, visualicé claramente un sin fin de desenlaces que aún hoy intento borrar de mi cabeza.

Habitualmente tengo unos cierres de seguridad en las ventanas, los podéis ver en las fotos que incluyo en esta entrada. Sin embargo, ese día hacía calor y decidí abrir por completo la ventana para ver si entraba algo de aire. Estaba tranquila pensando que estaba presente, que nada podía ocurrir conmigo ahí, no volveré a dar nada por sentado. La seguridad es algo que no podemos descuidar nunca, ni en casa, ni en el coche y tampoco por la calle. Los accidentes son una de las causas más frecuentes de muerte infantil y está en nuestras manos evitarlo.

Cuando Eva empezó a moverse con cierta soltura por la casa comenzó mi cruzada por la seguridad. He navegado por internet buscando todo tipo de gadgets para hacer de mi casa un lugar donde poder estar lo más tranquilos y cómodos posible. No me gusta estar todo el rato encima de la niña, me gusta que pueda ir de un lado a otro con cierta libertad, y siendo como soy, para lograrlo, he tenido que peinar cada rincón de mi apartamento en busca de posibles peligros. Al final las medidas que yo he tomado en casa son las siguientes:

Protección de las esquinas de las paredes. Mi peque se ha estampado más de una vez contra la esquina así que no me ha venido nada mal. Además últimamente le ha dado por caminar mirando para atrás. Os podéis imaginar que se ha estampado más de una vez…

Protección de los bordes de las mesas. Esta ha sido desde siempre una de mis grandes preocupaciones. Desde luego estos protectores funcionan, de hecho la semana pasada la peque se cayó desde el sofá contra la mesa y no quiero pensar en lo que se había hecho si no hubiese estado la almohadilla.

Cierre de seguridad en las ventanas. Esto visto lo visto es un imprescindible. Además tenemos cuidado con los cordones de las cortinas y estores porque me parecen un peligro. A la niña le encantan y siempre trata de alcanzarlos pero me preocupa que se pueda enredar y caerse desde el sofá o la cama.

Cierre de seguridad en cajones, sólo los tengo puestos en los cajones con cosas peligrosas, pero últimamente los está empezando a abrir. Tengo que buscar una alternativa segura porque no me quedan altillos en la casa libres para tanta cosa…

Cierre de seguridad en puertas de armarios y tope para puertas con vidriera. Lo de la vidriera es principalmente porque ya se nos rompió una con un portazo y la peque no tiene ningún cuidado cerrando. Y el cierre de los armarios correderos ha sido todo un descubrimiento, además así siempre están cerrados, cosa que antes no sé por qué, nunca pasaba.

Protección de enchufes. En casa tengo los protectores adhesivos y para cuando salimos tengo un pack de Chicco de quita y pon que van también muy bien.

Por supuesto a parte de medidas físicas es importante colocar sustancias peligrosas fuera de su alcance, los limpiadores, vidrios cosas pequeñas que se puedan tragar, todo eso, arriba, donde no lleguen.

Medidas que voy a tomar a partir de ahora que la peque no respeta ninguna puerta cerrada:

Como para la peque ya no hay puertas que valgan y llega ya a muchos sitios que antes no llegaba, tenemos que ir ampliando las protecciones. Lo próximo será una barrera para la zona de los fuegos de la cocina y un protector de horno. Y otra cosa que creo que voy a tener que comprar es un cierre de seguridad WC. No quiero que me pase como a Desmadreando y acabe mi móvil flotando en el fondo del baño.

Todo lo que habéis visto lo he comprado en el Corte Inglés o en segurbaby.com.

Un abrazo,