Hace unas semanas tuvimos el placer de ser invitados a participar en una experiencia diferente. Me gustó la idea desde el primer momento, pero lo que más me atrajo fue la marca responsable de esta iniciativa: LEGO. Siempre me ha gustado, lo admito. Desde pequeñita me ha encantado construir e imaginar mundos imposibles que desafíen la ley de la gravedad. LEGO te ofrece eso y mucho más.

Desde muy pequeñita Eva ha tenido juegos de construcción. Primero los típicos bloques cuadrados que le encantaba tirar cuando yo apilaba más de dos. Luego le fuimos añadiendo alguna forma, rectángulos, triángulos, cilindros. Y el siguiente paso natural eran los encajables. Los primeros fueron unos bien grandes de goma para que si se caía sobre ellos no se hiciera daño, pero la verdad es que las posibilidades que nos ofrecían eran un poco limitadas… En mi mente siempre estaba LEGO, sin embargo al principio lo descarté porque las piezas eran pequeñas y por tanto peligrosas para niños menores de 3 años. Pero entonces descubrí DUPLO, y era justo lo que estaba buscando. Piezas grandes y adaptadas para los más pequeños de la casa, para que puedan jugar de forma segura y desarrollar su imaginación.


Tenía ya pensado que estas Navidades le pediríamos a los Reyes Magos que nos trajeran alguna cosita, así que cuando los nos ofrecieron la oportunidad de probarlos y de vivir esta experiencia no lo dudamos. Todo comenzó con 3 entregas muy especiales, se trataba de un bonito cuento acompañado de varias piezas de LEGO que sirvieron como primera toma de contacto para Eva.

Al final nos juntamos con una buena colección de piezas con las que Eva construyó más de un pequeño rascacielos. Se notaba que le encantaba y yo cada vez tenía más ganas de descubrir qué nos tenían preparado los chicos de LEGO.

Por fin llegó el día, tengo que decir que fui especialmente afortunada porque sabía que compartiría la experiencia con una buena amiga: la madre novata (no os perdáis la viñeta que ha hecho para esta ocasión, es genial!). Allí nos juntamos varias familias con niños de edades comprendidas entre los 12 meses y los 6 años, todos con muchas ganas de pasar un buen rato con nuestros peques y verles disfrutar.

Al principio jugaron libremente con todos los legos habidos y por haber, se les veía encantados y después comenzó la actividad que nos tenían preparada. Se trataba de cocinar bloques de bizcocho como si fueran piezas de LEGO. Una idea muy original, aunque para los más pequeños un poco complicada de llevar a cabo. Eva se notaba que estaba en su hora de comer porque se fue comiendo todos los ingredientes que pasaron por delante de su boca, jeje.

Si queréis ver lo bien que lo pasamos no os perdáis el vídeo tan chulo que nos sacaron.

Después de la experiencia nos hicieron llegar a casa un regalito muy especial: la pastelería creativa de LEGO DUPLO. Cuando Eva lo vio en casa, se puso como loca de contenta. Lo pasó bomba preparando pasteles y soplando las velas de cumpleaños.

Como resultado de esta experiencia hemos decidido incluir definitivamente un juguete de LEGO DUPLO en la carta a los Reyes Magos de Eva. Y es que además de los pasteles, a Evita le encantan los trenes. Cuando ve uno empieza a hacer el chucu chucu y se le ilumina la cara. Así que señores Reyes, si están leyendo esto (y me consta que sí, porque veo las visitas del lejano oriente en el analytics) aquí os dejo el modelo que creemos que le va a encantar a la peque estas navidades: El set de tren deluxe. Además os va a salir genial de precio gracias al superdescuento del 30% que nos han facilitado y que todos vosotros podéis disfrutar también haciendo clic aquí:

Un abrazo,