Esta es una sección con la que quiero recordar y compartir los mejores momentos en imágenes de los dos primeros años de vida de Eva. Empezó en agosto y terminará justo la semana de su segundo cumpleaños. 

Agosto es mi mes favorito del año. La razón es que estoy de vacaciones y luce el sol. Simple, ¿verdad? Ese año además podría disfrutar al 100% de mi peque como hacía cuando estaba de baja maternal. Con el aliciente de que al no ser invierno, podría pasear mucho más cómodamente, disfrutar de los baños en la piscina, de nuestros bocados de amor y de alguna que otra escapada. Lo cierto es que inicialmente planeamos irnos de vacaciones una semana al norte. A última hora nos entró pereza, bueno, concretamente a mí. No me apetecía la idea de meternos el mogollón de horas de viaje en coche con la niña tan pequeña, y tampoco sabía muy bien donde meter todos los trastos. Además, no quería tener que comprar cosas de abrigo para la peque, me encanta el calor.

En una de nuestras escapadas decidimos estrenar la conexión Madrid-Valencia en Ave para conocer el mar. Sin embargo Murphy decidió hacer acto de presencia y nos regaló uno de los pocos días nublados y con frío del verano. Afortunadamente hubo algún que otro momento de sol, pero no pudimos darnos ningún remojón e incluso en algún momento tuvimos que echar mano de la mantita…

Agosto fue también el mes en que Eva comenzó a caminar con ayuda. Tengo que admitir que este es un momento muy emocionante. A veces daba pasitos agarrada a nuestras manos y otras con su andador del imaginarium. En la cuna le encantaba corretear de un lado a otro apoyándose en los barrotes. Sin duda para ella también fue un cambio extraordinario, se la notaba contenta, nerviosa, intrigada por todo el nuevo mundo que se ponía a su alcance. Lo malo es que con tanta novedad ¿quién quiere o necesita dormir? Eva pasó de ser un bebé que se dormía sola en 5 minutos en la cuna, a un torbellino imposible de apaciguar, capaz de recorrer los 100 metros lisos dando vueltas por su cuna. A día de hoy no hemos vuelto a ver a la primera Eva, la del sueño fácil, ¿dónde estará? ¿volverá? ¿A vuestros peques todos estos cambios también les produjeron alteraciones del sueño?

Un abrazo,