Ayer, casi después de casi cuatro meses volvimos al cole. Como os conté aquí, debido a las continuas enfermedades de Eva decidimos sacarla de la guardería para que se quedase con la abuela y contratar la ayuda de una persona con la formación adecuada para estimular su desarrollo. Sin embargo, siempre supimos que sería una solución temporal, en algún momento Eva debería volver a cole, a jugar con otros niños, a darse cuenta de que no es el centro del universo y a aprender que hay vida también lejos de sus papás y abuelos.

Mi intención para empezar es que no vaya muchas horas, por eso hemos escogido una escuela cercana a la casa de mis padres. En vez de estar cuatro horas con una persona en casa de la abuela, pasará esas mismas horas en la guardería, siguiendo un programa educativo. Come allí y después mi madre la recoge para echarse la siesta en casa tranquilamente. Precisamente, la comida es una de las cosas que más me preocupan. En su primera experiencia en la guardería siempre me decían que se lo comía todo y ella no hacía más que perder y perder peso. Eva normalmente no come mal, pero requiere muchísima atención porque en realidad nunca tiene hambre. Si nadie la motiva, o la distrae con alguna cosa (lo sé, todo malas costumbres…) no me cabe duda de que pasará completamente de la comida, en fin, espero equivocarme.

Los objetivos que plantea la nueva escuela en los que más me interesa que avance mi peque son:

  • Estimular el lenguaje verbal y aumentar del vocabulario. Este es un punto clave para nosotros porque Eva a sus 21 mesecitos no dice gran cosa…
  • Ejercitar la coordinación viso motriz, además de estimular la expresión musical y corporal. Esto me parece bien aunque es de las pocas cosas en las que creo que Eva destaca, se mueve como una lagartijilla y baila todo lo que la eches. Me ha salido marchosa jejeje
  • Reconocer y explorar su propio cuerpo. Nunca está de más, lo que viene siendo ojos, nariz y boca lo tenemos controlado pero seguro que nos queda mucho más por aprender
  • Aprender y aplicar progresivamente habilidades sociales. Perfecto, a ver si empieza a sociabilizarse un poco mejor con sus semejantes. A los adultos se los sabe meter en el bote pero a los peques no les ha cogido el punto…
  • Desarrollar la participación activa del niño/a. Eso, que sigan fomentando en ella que participe en todas las tareas de la casa. Ya le encanta ayudarnos a limpiar o recoger miguitas del suelo. A ver qué otras cosas la enseñan 🙂
  • Fomentar la creatividad e imaginación. Muy útil, a ver si se va acostumbrando a jugar un poquito sola, jeje, no me importa jugar con ella todo el tiempo que tengo pero a veces un ratito de descanso no viene mal.
  • Ir adquiriendo pautas de conducta y de respeto hacia los animales. No estaría mal que consiguieran meterle en la cabeza que no se tira del rabo al gato, pero mira que tiene fijación…
  • Introducir hábitos saludables en la alimentación y el deporte. A ver si consiguen ampliar el abanico de comidas que le gustan y que coma solita sin que tengamos que vigilar que lo tire todo al suelo…

Mis objetivos principales son que no se ponga enferma y que se lo pase bien. Después, si de lo que plantea la escuela aprende algo, bienvenido sea.

La nueva guardería de Eva nos facilita a los papás la posibilidad de conectarnos a unas cámaras para observar a nuestros peques. Obviamente la calidad no es muy buena y se ve tan pequeño que casi no se les distingue. Además, sólo se puede observar una parte del aula. Como ayer localizarla era casi tan complicado como buscar a wally, hoy le he pedido a la abuela que le haga un kiki bien visible y la he vestido de rosa (todos van de azul…). Las pocas veces que he podido sacar tiempo para echar un ojo y verla, la he notado un pelín solitaria, pero tranquila. No se separa
de su bolso de hello kitty ni un momento, creo que le da seguridad. A mi
me da cierta tranquilidad poder observarla de vez en cuando aunque estaba
mucho menos preocupada cuando sabía que estaba con mi madre y podía llamarla en cualquier momento… En fin,
la vida es así y aunque nos pese tenemos que dejarlos crecer y confiar a
otros parte de su cuidado. Qué duro es ser padres…

Evita es la de rosa
La habrán colocado ahí a propósito para que no la vea comer??
Eva inseparable de su bolsito

De momento sólo puedo decir que parece que está contenta. Ayer nos costó dormirla por la noche un poco más de lo normal pero suele pasarnos cuando hace algo fuera de lo común. Si se pone nerviosa le cuesta coger el sueño. A pesar de haber ido por la tarde a la piscina, haber jugado en el patio un buen rato y estar rendidita la pobre no quería separarse de nosotros para irse a la cama… Esperemos que todo siga bien y que pronto lleguen las vacaciones, estoy deseando disfrutarla al 100%.

Un abrazo,