Hoy he decidido posponer mi entrada del fin de semana en imágenes a mañana para enseñaros mi primer regalo por el día de la madre. Estoy super emocionada, me ha hecho muchísima ilusión. En esta ocasión, la idea ha surgido de Sara y con la ayuda de la abuela y por supuesto el protagonismo de mi Evita, me han hecho un marco de fotos precioso! Se trata de un marco blanco en el que mi peque ha ido estampando sus pequeñas huellitas con distintos colores. También me ha regalado una tarjeta con sus primeros trazos y con un montón de corazones pegados por ella misma con sus diminutos deditos.

Cuando me lo dieron me puse super contenta, y Evita también. Se notaba que le hacía ilusión y yo más ancha que larga.

En esta ocasión he decidido llevármelo al trabajo para darle un poco más de alegría al espacio que cada vez está mas repleto de cositas de mi peque.

En resumen, ayer fue un día estupendo a pesar de que pareciera que no lo iba a ser tanto. Evita se puso malita de madrugada, pero debió ser una pequeña indigestión porque cuando llegamos a urgencias ya estaba mucho mejor, y allí no le encontraron nada. De vuelta a casa, ya se relajó del todo y durmió como un tronquito hasta las 9:30. Después, estuvo todo el día contenta y muy juguetona con lo que nuestra preocupación inicial se disipó y pudimos disfrutarla por completo. Además, Juanpita me despertó junto a la ratona dándome mimos y otro regalo más! un bolso para mi cámara de lo más molón. Ese ya os lo enseñaré en otra ocasión.

No ha podido ser un día mejor 🙂 espero que todas las mamis hayáis disfrutado tanto como yo. Besos!!!