Me he decidido a publicar esta entrada en el blog después de haber hecho dos pedidos a
través de A la carta del restaurante  Alfredo’s Barbacoa.

El lunes pasado estaba perezosa y siendo
el dia del padre me apetecía comer algo un poco especial. A Juanpa le
gustan mucho las hamburguesas, pero las buenas las americanas de verdad,
y a mi en general todo lo que las acompaña: patatas, aros de cebolla,
pan de ajo, etc. Habíamos leído muy buenas criticas del restaurante
Alfredo’s Barcacoa y vimos el anuncio de A la carta así que decidimos
probarlo en casa. No me atrevo a criticar por separado ni al restaurante, ni al
servicio de reparto, pero la combinación de ambos resultó bastante
nefasta.

Primero, las dos veces me llego el pedido con bastante retraso,
la segunda vez me lo advirtieron por ser un día especial, pero una hora… me parece demasiado.
Segundo, la comida estaba
bastante correosa, seguramente la razón sea que no está muy reciente, pero si sirves a domicilio, debes considerar estos aspectos (por ejemplo elegir mejor los envases para la conservación de los alimentos). Las patatas eran  incomestibles, el pan de ajo súper
pasado, los aros rezumando aceite, que digo aceite, grasa pura por los
cuatro costados y lo único un poco mejor fue la hamburguesa, la carne estaba
buena. Por supuesto todo frío. La sensación al terminar era de gran
pesadez en el estomago, algo nada agradable.

No se si me quedan ganas de
ir a probar el restaurante in situ o el servicio de reparto con otro restaurante,
pero me gustaría hacerlo porque la idea de que te traigan a casa comida
rica de cualquier tipo es demasiado atractiva para renunciar a ella sin
intentarlo una vez mas… si lo hago y cambio de idea os lo haré saber.

Un saludo