Cuando tuve a Evita hace 17 meses empecé a navegar por la blogesfera en busca de inspiración e información sobre distintos aspectos de nuestra nueva vida juntas. Buscaba actividades para compartir, ideas para regalarle, decoración de habitaciones infantiles y de juegos, soluciones a pequeños conflictos o problemas cotidianos, etc. Así me encontré con un sin fin de blogs de gente que compartía muchas cosas conmigo, y que indirectamente me ayudaba y y me acompañaban en mi día a día.

Una de ellas fue Bea de {cbda} . Bea me ‘saluda’ cada mañana cuando llego a mi trabajo, su post es de los primeros mails que me llegan. Con ella he descubierto un montón de cosas, entre ellas Fabuloos Dreams, Evita ya tiene su libro personalizado, o el Marco Rojo, estoy deseando tener unas fotos bonitas de recuerdo con mi peque…

También fue así como encontré Grey Elephant, un lugar lleno de encanto donde se pueden realizar muchísimas actividades con los peques. En cuanto encuentre un hueco quiero probar Dance With Me con Evita que con lo bailona que es estoy convencida que le va a encantar.

Muchos de los los blogs que sigo organizan distintos talleres. Muchas veces he pensado en apuntarme y nunca me he decidido a hacerlo. Sin embargo esta vez no me pude resistir. Cuando llegué a las 8 a mi trabajo ahí estaba la convocatoria al primer Chicas Night Out de Grey Elephant con Bea de anfitriona. No había nada que me impidiese ir, además era la ocasión perfecta de visitar Grey Elephant de cara a apuntarme en el futuro a alguna actividad. Así que ni lo pensé y me apunté. Y qué bien que lo hice! 

Como decían en la web se trataba de juntarnos unas cuantas mujeres y hacer algo crafty. Tomarnos una copita, un picoteo y sobre todo, ¡reirnos mucho y pasarlo bien! Cuando llegué allí me encontré con un montón de amigas de todo tipo, todas con muchas ganas y con mucha ilusión por pasar un rato divertido haciendo algo original y compartiendo experiencias. La velada estuvo amenizada por unos vinos estupendos de  NUVE y por unos aperitivos que estaban para chuparse los dedos preparados por A Petit’ Oh!

En cada mesa Bea nos había preparado un kit para fabricar un cuaderno de viajes y nos enseño uno que había confeccionado ella a modo de muestra. La verdad es que cuando ves su trabajo tan bonito piensas que no vas a conseguir que te salga algo tan especial pero luego te pones y entre charla y charla, yo te paso este papel, tú me pasas ese rollo, un sello por aquí, mira que chulo el tuyo te lo copio, al final te queda algo de lo más resultón. 

Yo me siento super orgullosa de mi trabajo, pasé un rato genial y conocí a gente super maja, vamos, un día redondo. Estoy deseando repetir la experiencia 🙂