Por fin me ha llegado la invitación a Pinterest y la verdad que ya tenía
ganas. Desde que lo descubrí cada vez que veía algo que me apetecía
recordar me decía a mi misma: por qué no tendré aun una cuenta en
Pinterest… Pero nuca más me pasará! ya la tengo y a partir de ahora todo aquello
que me gusta estará almacenado en mi tablero virtual como si de un
corcho de maravillas se tratase. 
 
  
Lo primero que haces al crear la cuenta es añadir el botón ‘pin it’ a tu barra de navegación, de esta forma en cualquier web que visites si ves algo interesante ya lo puedes capturar con su referencia correspondiente. Además dispones de una serie de recursos que puedes añadir a tu web o blog para que otros usuarios puedan hacer pin fácilmente de tus fotos o vídeos o para que sigan tus gustos directamente a través de tu espacio en Pinterest.
 

Una vez elegidos el nombre de la cuenta, contraseña y añadidos los botones o gadgets pertinentes podemos ponernos en marcha. Lo primero que hay que hacer es crearse un ‘Board’ o tablero, podemos tener uno o varios. En mi caso tengo varios para clasificar mis fotos y así acceder a ellas más facilmente. Para empezar me he creado uno de cosas simplemente bonitas o tiernas, otro de ideas de decoración o manualidades, otro de viajes o lugares especiales, otro de estilo y por último uno para mensajes importantes o que me transmiten alguna emoción. Con el tiempo no descarto crear nuevos tableros. Cuando haces pin en una foto puedes añadir una descripción y seleccionar el tablero donde quieres colocarla. También puedes subir fotos tuyas directamente a un tablero desde tu pc.

Tengo que decir que a día de hoy soy super fan de esta nueva red social, veremos cuanto me dura 🙂